¿Debería de usar un implante de pene contra la impotencia?

¿Debería hacerme un implante de pene? Cuando el problema de la impotencia sexual es demasiado fuerte, es posible que hayamos llegado a un punto en donde nos encontramos dispuestos a probar cualquier tipo de solución.

Es probable que hayamos utilizado todo tipo de remedio y que al final del día no hayamos logrado ningún resultado satisfactorio. Y que la desesperación ya sea tanta que simplemente pensemos en ver que otra solución encontramos.

Es posible que la solución del implante de pene haya llegado a tus oídos haya llegado a tus oídos y puedas considerarlo como una opción. No la que quisieras, pero la que sientes que necesitas, ¿qué podemos hacer en estos casos?

Hacerse o no un implante de pene.

El problema de la erección viene cuando no logramos que la cantidad suficiente de sangre llegue al miembro. Entonces, no se puede mantener la erección o simplemente no se da, porque dicha sangre no llega.

Si descartamos los posibles impedimentos psicológicos, entonces esto puede ser por alguna lesión en los nervios del pene, problemas circulatorios o cualquier otro que este causando que no pueda llegar la sangre.

Es una operación costosa.

Un implante se colocará en el miembro y contendrá una solución salina acumulada así como una pequeña bomba. Cuando sea el momento de la erección, este funcionará para poder llenar el pene y tenerlo erecto.

Para algunas personas esta solución era bastante extraña y ajena, porque pensaban que al usarla sería como colocarse un segundo pene o algo que no sería lo suyo. Pero en realidad va por dentro y no notarás demasiado la diferencia, pero si reducirás la impotencia sexual.

Parece todo ventajas, pero.

Los problemas de ponerse un implante en el pene son:

Costo muy alto, no es algo que cualquier persona estarse costeando. Es por eso que se reserva a unas cuantas personas en realidad, las que pueden acceder a este tipo de tratamiento médico.

Además, en ocasiones puede llegar a ser difícil encontrar en la localidad un buen cirujano que haga la intervención. Por lo que habría que hacer un gasto adicional para el traslado.

-Existe un riesgo mínimo de rechazo por parte del cuerpo. Recuerda que están metiendo algo ajeno dentro del cuerpo.

No es la norma que el cuerpo rechace el objeto. Pero debes de saber que puede llegar a ocurrir.

-Puede requerir algún tipo de mantenimiento a futuro para la bomba. En caso de desperfecto. Esto simplemente te hace pensar que si hay un desperfecto vendrá otra inversión.

El implante de pene no es una medida común que podamos terminar por llevar. Hacerla solo si sabes las consecuencias y también puedes pagarlo. Pero para la mayoría de casos, seguir el tratamiento correcto basta.

No dudes en compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Previous Post

Un medicamento para la erección prolongada debe ser el último recurso

Next Post

Ventajas y desventajas de los alimentos para la disfunción eréctil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *